Páginas vistas en total

lunes, 19 de diciembre de 2011

CAMBIO DE RUMBO, ¿CAMBIO DE ACTITUD?

Esta tarde he estado ojeando mi feisbu y me ha llamado la atención los numerosos comentarios que un amigo ha realizado, todos ellos referidos al discurso de investidura de Rajoy, el sexto presidente de la democracia española. Todo, absolutamente todo, eran críticas a las propuestas del futuro presidente. He de decir que el tal amigo es un acérrimo militante del PSOE, y por tanto -en estos momentos- pasa a engrosar la oposición.

He de decir, también, que no soy seguidor ni comulgo con el PP, pero ya que estamos en una democracia y en contra de lo que hace una dictadura, hay que respetar la decisión soberana del pueblo; por tanto, hay que respetar que quienes gobiernen en este país no sean de tu agrado. Además, soy un convencido de que estas últimas elecciones no las ha ganado el PP, sino que las ha perdido el PSOE.

La "oposición", es la palabreja que describe fielmente la misión de lo que hace un partido político que no ha ganado las elecciones. Porque es difícil recordar las veces en que esos grupos políticos no se oponen a las propuestas del partido gobernante. Se pueden contar con los dedos de una mano y, hasta diría que en esas escasas coincidencias se incluyen los sueldos, dietas, complementos, jubilaciones, etc. de ellos mismos. Por lo demás, todo es oponerse, todo es decir "no" por norma.

Es cierto que son visiones distintas de la vida, filosofías no compatibles en muchos casos, pero no es menos cierto que la intransigencia está casi siempre presente en las discusiones  que tan bien dominan nuestros políticos. Este circuíto es el normal: 1.- el partido mayoritario propone, 2.- la oposición argumenta en contra, 3.- el partido mayoritario no escucha, 4.- la oposición se indigna, 5.- se vota y 6.- gana la votación el partido mayoritario. Exactamente igual ocurre cuando quien propone es un partido minoritario, salvo que en esta ocasión el partido en el gobierno hace el papel de la oposición.

Va siendo hora de olvidarse de los dichos populares que acuñan los políticos como el de "váyase señor presidente, váyase", porque eso indica que la oposición lo único que hace es oponerse, en vez de aportar. Va siendo hora de olvidarse de los intereses de partido para defender los intereses generales. Va siendo hora de dejar de hacer el mono. Ahora, más que nunca, es necesario.


3 comentarios:

  1. Y como hacer para que los políticos se enteren?

    ResponderEliminar
  2. Esa es la gran incógnita, porque mi experiencia me dice que no se enteran de ná de ná.

    ResponderEliminar
  3. Pero se me ocurre que si les dejo alguno de mis audífonos, a lo mejor...

    ResponderEliminar