Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2012

REDES SOCIALES, UNA FORMA DE NO OLVIDAR A LOS AMIGOS



Con frecuencia escucho opiniones que son totalmente contrarias a lo que se cuece en las redes sociales y más concretamente en Facebook, feisbu para los amantes del medio. Se dice que es una forma de vender tu intimidad. La intimidad, en cualquier caso, la marca uno mismo, ya que de tí depende lo que quieras que se sepa y lo que no, que para eso están los perfiles.

No obstante, es posible que los controles de privacidad que manejan los responsables de las redes sociales sean de dudosa efectividad, incluso es dudoso que exista un control sobre ello. Es posible que gente sin escrúpulos busquen la manera de hacer negocios usando datos privados a los que no deberían tener acceso. Ni tan siquiera la famosa ley de protección de datos que nos "protege" en este país es suficiente para defendernos en internet, donde las leyes que imperan son precisamente la inexistencia de las mismas y los códigos éticos pueden serlos para unos y no para otros y, además, siempre habrá gente que disfrute usurpando lo que no es suyo. Seamos conscientes, pues, que cuando accedemos a internet estamos entrando en una ciudad sin ley.

Pueden ver tus fotos, comentarios, tu perfil, tu correo, ... ¿y qué? A lo más puedes recibir algunos span o algún troyano. Tu correo se verá ampliado con publicidad no deseada a la que podrás hacer caso omiso (pero puede ocurrir todo lo contrario, que te interese). Por contra, la compensación que ofrecen las redes sociales superan con mucho al riesgo de ser espiados o que usurpen nuestra identidad. Gracias a ellas seguimos manteniendo amistades que de otra forma se perderían, especialmente cuando vivimos en las grandes ciudades. Gracias a ellas podemos comunicarnos abiertamente, conocernos mejor los unos a los otros, opinar libremente, pedir consejos, charlar a través del chat o vernos a través del videochat.

Otras cuestión es el control de los contenidos. Nos encontramos con usuarios cuyo interés por estar en las redes sociales se limita a un deseo de acumular "amigos". Es cierto que de esa manera tus mensajes llega a mucha más gente, pero tambien es cierto que eso te exige a ser muy consciente del foro en el que se está. Si tú has aceptado como amigos a gente muy religiosa y tú no lo eres, procura no hacer críticas destructivas sobre la religión. Basta con que hagas grupos de amigos (íntimos, cercanos, conocidos y otros, p.e.). De esa manera puedes segmentar los mensajes y no herir a nadie.

Cuando la única pretensión del usuario se limita a mantener la amistad y disfrutar de las compañías, las redes sociales constituyen la mejor herramienta para ello. Particularmente me resultaría hoy por hoy muy difícil un modelo de vida en el que no existieran ni internet ni las redes sociales.

1 comentario:

  1. Toda comunicación es siempre positiva. Si es veraz, es como un abrazo de palabras.

    ResponderEliminar